10 min read 

Existen dos formas de analizar el rendimiento de un activo. El análisis técnico utiliza indicadores para intentar hacer una predicción sobre el futuro rendimiento en base a los movimientos pasados del indicador y su volumen. Este tipo de análisis a menudo se combina con el análisis fundamental.

El análisis fundamental es un método de medidas del valor intrínseco de un activo examinando factores económicos y financieros relevantes. El análisis fundamental considera todo lo que podría potencialmente afectar el valor de un valor, desde los factores macroeconómicos como el estado de la economía y la industria, hasta a factores microeconómicos tales como la efectividad de la gestión de la empresa. El objetivo de dicha evaluación es estimar un número, un valor, que los traders pueden entonces comparar con el precio actual del activo para entender si está siendo sobreestimado o infravalorado.

Aunque puede parecer poco complicado, a menudo es bastante difícil entender los factores que uno debe evaluar para poder construirse una opinión objetiva acerca del valor de un activo.

Cantidad vs Calidad

Todos los factores económicos pueden ser divididos en dos categorías. Los cuantitativos fundamentales se refieren a todos aquellos que pueden ser presentados en cifras sólidas, son esas características medibles del negocio o campo. Las características cualitativas se centran más en la calidad de la tecnología de la compañía, el reconocimiento del nombre de la marca, los directivos clave y otras, tal vez menos obvias, pero importantes características.

Vamos a echar un vistazo a factores cruciales que puedes tener en cuenta cuando te dediques al trading de valores.

¿Cómo analizar Valores?

Usando la hoja de balance de la compañía, la declaración de ingresos y la de flujo de capital, los inversores pueden hacerse una idea del valor de las acciones. El análisis fundamental usa datos analíticos del activo para entender la posición de la compañía en relación a su industria, economía y competidores.

Aunque algunos factores son considerados “más importantes”, como las ganancias de la compañía, en realidad los traders deben evaluar la compañía como un todo para poder tomar decisiones sólidas. Tanto los factores cualitativos como los cuantitativos pueden cambiar la situación y tener un impacto en el rendimiento de las acciones.

Algunos factores clave cuantitativos a tener en cuenta cuando se compran o venden activos, así como al operar con CFDs de valores sin, por ejemplo:

  • El modelo de negocio de la compañía. ¿En qué se especializa la compañía? ¿Qué causa sus ganancias o pérdidas? Es crucial entender la posición de la compañía en el mercado para evaluar sus perspectivas de futuro.
  • Competencia. ¿Tiene la compañía una ventaja competitiva? ¿Es única en el servicio que proporciona? Algunas compañías, sin duda, dominan la industria y cuando la compañía mantiene a raya a sus competidores, les permite, así como a los accionistas, disfrutar del crecimiento y beneficios a largo plazo. Cuando des el paso de evaluar a la compañía, intenta ser imparcial, no des ventaja a las compañías que prefieres personalmente, por ejemplo.
  • El estilo de gestión y la gestión de la compañía. Un fuerte liderazgo es extremadamente importante para cualquier compañía, y un cambio en la gestión podría influenciar radicalmente su rendimiento, tanto de forma positiva como negativa.
  • La industria. Da un paso atrás y evalúa la industria en la que la compañía opera como un todo. ¿Es una industria con potencial? ¿Cómo podría ser posible cambiar el año próximo? Se trate de una compañía grande o pequeña, su posición en la industria es lo que más la influencia.

Algunos factores fundamentales cuantitativos se expresan en los siguientes ratios:

  • EPS (ganancias por acción). Este número especifica los beneficios de la compañía divididos por el número de acciones. Cuanto mayor son las EPS, más rentable es la compañía.
  • Ratio P/E. Este ratio de valuación clave compara las EPS con el valor actual del activo. En caso de que el P/E sea alto, puede ser señal de que el valor está sobrevalorado, mientras que un ratio bajo de P/E podría ser señal de que la compañía está o bien infravalorada o es una inversión atractiva.
  • PEG (precio a crecimiento de ganancias). Es calculado dividiendo el rato P/E de la compañía por la tasa de crecimiento de las ganancias anuales por acción. Este rato se usa para evaluar el rendimiento de la compañía en el tiempo.
  • ROA (retorno en activos). El ROA se calcula dividiendo los ingresos totales de la compañía por el total de activos y muestra cómo de eficiente es la compañía transformando activos en ingresos.
  • ROE (retorno en equidad). Este ratio mide cuán buena es la compañía devolviendo ingresos a los accionistas.

¿Cómo encontrar esta información?

La mayoría de la información cuantitativa relacionada con el rendimiento del valor ya está presente en la sala de operaciones bajo la pestaña de “Información” de cada activo. Para encontrar los informes de ganancias de la compañía, la información sobre la estructura de gestión y otros detalles, siempre es mejor visitar su sitio web oficial. Echar un vistazo a las redes sociales de la compañía también puede ser un buen movimiento: puede ayudar a obtener una idea de su cliente objetivo y revelar más detalles de los productos y servicios de la compañía.

Conclusión

Dependiendo de cómo quieras ser de meticuloso, hay muchos más factores a considerar cuando se evalúan valores. Sin embargo, los fundamentos centrales son suficientes para lograr una panorámica, y así poder escoger aquellos con mejor rendimiento y que se adapten mejor a tu estrategia de trading.

Opera ahora