6 min read 

No hay reglas fijas en el trading, y todo el mundo sigue las estrategias y planes de trading que les funcionan mejor. Sin embargo, sí que hay un concepto importante que todo el mundo debería recordar: lo que importa es cuánto pierdes, no cuánto ganas. Si un trader construye su cuenta poco a poco y luego arriesga el 100% de sus fondos en una operación con la que lo pierde todo, no es un trader exitoso. Es por eso que hoy vamos a responder a la pregunta de cuál es la cantidad de inversión ideal y por qué.

Inversión a largo plazo y ahorros

Invertir y ahorrar es una forma potencial de lograr aumentar los beneficios en el tiempo y la cantidad de inversión puede depender de la edad del inversor, los ingresos, la determinación y otros factores. En lo que respecta a la inversión a largo plazo, hay diferentes números que los especialistas aconsejan. Pero el número que es considerado apropiado por la mayoría de los expertos para ahorrar o invertir a largo plazo es de entre el 10 y el 15% de los ingresos anuales. Dicho esto, se trata de la cantidad que podemos ahorrar, pero definitivamente no es la cantidad con la que deberías operar. A diferencia de con los ahorros, el trading es altamente arriesgado y puede tener como resultado pérdidas. Vamos a ver cuál podría ser la cantidad correcta de inversión para operar.

Cantidad de inversión en el trading

Hablando del trading, existe una regla de gestión de riesgos que, posiblemente, es la más importante de todas. Si un trader pierde continuamente una parte significativa de su balance de trading, no importa los beneficios que consiga, pronto no le quedará nada de capital. Son simples matemáticas. Operar con el 10 – 15% del capital puede conducir a pérdidas sustanciales de las que será difícil recuperarse.

De acuerdo a los traders profesionales, la cantidad de inversión óptima y equilibrada para usar en una operación es el 1 – 3 % del capital del trader. Por ejemplo, si tu depósito han sido 100$, la cantidad de la operación no debería exceder los 3$ para mantener una estrategia de gestión de riesgos balanceada. Pero eso no significa que esta cantidad deba mantenerse fija a medida que tu balance crece. La inversión siempre es un porcentaje del capital, por eso si el capital crece, la cantidad a invertir crece con él.

Otra forma de implementar esta regla es, por ejemplo, cerrar la operación en cuanto la cantidad perdida se aproxime el 1 – 3%. Sin embargo, esto es más difícil de controlar, a no ser que se establezca un nivel de ‘stop loss’, pero incluso en este caso es fácil dejarse llevar, así que los traders más cautos quizá prefieran usar una cantidad de inversión más baja en su lugar.

Pros y contras

¿Por qué este enfoque es el favorito de los traders más experimentados? Esta regla ayuda al trader a gestionar la cantidad de sus pérdidas y no les permite perder todo su capital en una sola sesión de operaciones. Ningún trader gana en cada ocasión y por eso invertir un pequeño porcentaje del balance es una buena manera de gestionar las pérdidas potenciales.

Sin embargo, esta regla puede ir en contra de ciertas estrategias de trading como el Scalping, así que depende del estilo particular de trading de cada trader usar variaciones en la cantidad de inversión y pensar sobre su plan de trading de antemano para poder implementar sus propias reglas de gestión de riesgos.

Ten en cuenta que incluso con una cantidad de inversión baja, un trader puede seguir experimentando pérdidas, así que es necesario combinarla con otras técnicas de gestión de riesgos.

Opera ahora