Etiquetas: ,
2 min read 

Tim Draper financió empresas como Hotmail, Skype y Tesla. Hoy tiene miles de criptomonedas en su cartera digital. Se trata del fundador de Draper Fisher Jurvetson, una empresa de capital de riesgo de Silicon Valley. El empresario dice haberse enamorado de bitcoin allí por el año 2009.

En febrero de 2014, cuando se hackeó y se hizo colapsar Mt. Gox, una bolsa de criptomonedas en Japón, Draper perdió 40 mil bitcoins. Fue entonces cuando Draper creyó que aquel era el fin de la criptomoneda.

“El precio cayó entre 10 y 20 por ciento por la noticia, pero yo pensé: ‘Eso no es nada, debería haber quedado en cero’”.

Meses después, Draper compra 30 mil bitcoins en un remate organizado por el Servicio de Jefes de Policía de los Estados Unidos. En ese momento, bitcoin cotizaba a unos 600 dólares. Es decir que Draper pagó unos 18 millones de dólares por el bloque. Hoy, el valor de esos bitcoins es de 213 millones de dólares, un salto de 1.083 por ciento.

Desde aquel momento, Draper es un fiel promotor de la criptomoneda. “Es una transformación sociológica, un movimiento”.

Opera aquí