Etiquetas:
7 min read 

El número de criptomonedas crece día a día. De acuerdo a la información de coinmarketcap.com, 1175 monedas están siendo comerciadas actualmente en los intercambios globales de criptos. Por supuesto, no es fácil elegir el instrumento óptimo en el cual invertir y con el que operar de una lista siempre creciente de activos disponibles. Un inversor inteligente nunca deja de aprender algo nuevo de su área de interés. Solo aquellos que entienden el mercado en profundidad y conocen más que el público en general están destinados a alcanzar la cima.

NEM definitivamente se merece algo de la atención que sus hermanos mayores (y más viejos) están disfrutando. Lanzada en 2015, la moneda rápidamente se abrió camino en la lista “Top-10 de Criptomonedas”. Ocupando brevemente la posición de la quinta mayor criptomoneda en cuanto a capitalización de mercado, NEM ha perdido desde entonces dos posiciones y está ahora en séptimo lugar.

Todas y cada una de las criptomonedas están intentando presentarse a sí mismas de forma única, normalmente como algo que está destinado a revolucionar la industria. La mayoría de las veces esto es solo una cuestión de imagen pública o una elaborada técnica de venta, que tiene como objetivo el abarrotado mercado de las criptomonedas. NEM, sin embargo, está logrando en realidad algunas cosas bastante distintas, y, de alguna forma, mejores. Tal y como lo describen los desarrolladores, su creación no intenta vencer al Bitcoin, intenta nada más y nada menos que vencer a la economía global.

NEM ha sido diseñado con la velocidad y el escalado en mente. La blockchain es mucho más segura como libro de cuentas y transacciones que una base de datos tradicional. Sin embargo, no todas las criptomonedas son igualmente capaces de soportar su propia infraestructura. De acuerdo a Jeff McDonald, Vicepresidente de la fundación NEM, NEM es diez veces más eficiente que el Bitcoin en la seguridad de la red (por los costes de mantenimiento), filtrando el spam y proporcionando características de personalización adicionales tanto a los usuarios regulares como a los negocios.

NEM también puede presumir de Mosaics, activos propios en la blockchain. Pueden ser transferibles, divisibles, personalizados — o no — y enviados a través de mensajes encriptados. Esta opción proporciona toda una galaxia de oportunidades a los traders. El sistema de reputación por nodos es otra de las peculiaridades, empleado por el Nuevo Movimiento de la Economía. No solo la cantidad de trabajo realizada por un nodo particular se tiene en cuenta, el nodo debe actuar suficientemente bien para que sea considerado fiable por el sistema y obtenga un estatus de respetado. Este último añade la habilidad de que todo el sistema se mantenga a sí mismo seguro y eficiente.

A diferencia de Bitcoin, que se usa más comúnmente como almacén de valor, NEM ha sido diseñado para proporcionar mejores oportunidades para las transacciones. En este sistema, todos los operadores de nodos, que constituyen la médula espinal de cualquier blockchain, también reciben un pago. Los anteriores, por lo tanto, reciben la motivación para sostener los nodos y se benefician de su actividad. En otras palabras, NEM es Bitcoin con esteróides y aderezado con un par de características únicas. Debería tenerse en cuenta, sin embargo, que en ciertos aspectos NEM puede hasta dejar atrás a Ethereum.

Todas las características mencionadas anteriormente hacen de NEM una elección interesante para los entusiastas de las criptomonedas. Una gran funcionalidad y un enfoque único en el papel de los activos criptos en el mundo moderno crean suficiente presión de compra, lo que hace de NEM una de las criptomonedas más populares del mundo. Pero, ¿no es demasiado tarde para invertir en NEM? Probablemente no. Después de alcanzar su máximo histórico el 31 de agosto, cuando la moneda se comerciaba alrededor de los 0,33$, el precio de NEW se retrajo hasta los 0,16$ en cuestión de dos semanas.

La moneda tiene ahora mismo un valor de aproximadamente 0,22$ y probablemente mostrará algún crecimiento potencial en el futuro. El precio de acción de NEM podría verse en incrementos, que son normalmente intermitentes con periodos de rápida depreciación. Si la tendencia se repite otra vez, es de esperar que el precio de las monedas de NEM ascienda de nuevo en un futuro cercano.

Opera aquí