Etiquetas:
2 min read 

A pesar de lo que algunas personas piensan y dicen al respecto, parece que el de las
criptomonedas es un mercado legítimo: Así se lo recordó al mundo ayer Adena
Friedman, CEO de Nasdaq, durante una entrevista en CNBC.

Bitcoin y otras monedas son más que una nueva realidad, una nueva tendencia del
mercado. Son nuevas monedas y métodos de pago. Como resultado, muchos
inversores tradicionales han llegado a la conclusión de que necesitan entrar al mercado de las criptomonedas. Nasdaq le da más crédito a esa idea.

«Creo que las monedas digitales continuarán persistiendo (…) es solo cuestión de cuánto demorará ese espacio en madurar,» dijo Friedman el miércoles en CBNC. «Una vez que lo miras y dices, ‘¿queremos proporcionar un mercado regulado para esto?’ Ciertamente, Nasdaq lo consideraría.»

Nasdaq ya es compatible con los intercambios de cifrado existentes. La compañía
acaba de anunciar una colaboración con el intercambio de criptomonedas Gemini,
fundada por los primeros inversionistas de Bitcoin Tyler y Cameron Winklevoss. «Si
tuvieras que clasificar el interés en criptomonedas en una escala de cero a 10,
Friedman sería un seis,» dice Eric Ervin, CEO de Reality Shares.

Opera aqui

NOTA:Este artículo no es un consejo de inversión. Cualquier referencia a movimientos de precio históricos o niveles es meramente informativo y está basado en análisis externos y no garantizamos que tales movimientos o niveles probablemente vuelvan a ocurrir en el futuro.De acuerdo a los requisitos de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), el trading con  opciones binarias y digitales solo está disponible para los clientes categorizados como profesionales.


ADVERTENCIA GENERAL DE RIESGO:


Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder su dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de pequeños inversores pierde dinero al operar con CFDs con este proveedor. Debería considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.