Etiquetas:
5 min read 

Los traders que trabajan con IQ Option, tienen la oportunidad de operar con acciones de las corporaciones más renombradas y poderosas con la ayuda de un instrumento llamado CFD. Estas tres letras son las siglas de “Contrato por Diferencia”. Al comprar el contrato, el trader no invierte sus fondos en la propia compañía. Más bien hace una predicción acerca de los futuros movimientos de precio del activo en cuestión. En caso de que el precio se desplaza en la dirección correcta, recibirá un beneficio proporcional al grado de cambio sufrido por el precio del activo. De lo contrario, perderá su inversión inicial.

Los CFDs son una buena forma de operar con acciones sin usar las propias acciones. El trading de valores normalmente implica líos que pueden ser evitados fácilmente al operar con opciones. Los brokers de valores no ofrecen un amplio rango de instrumentos de inversión. Sin embargo, al operar con IQ Option, puedes operar con acciones, pares de divisas y criptomonedas — todo en un mismo sitio. Esto último hace que operar consuma menos tiempo y, por lo tanto, sea más efectivo y confortable.

Cómo Operar con CFDs de Valores

Así es cómo se opera con CFDs de valores en la plataforma IQ Option:

  1. Haz clic en el botón de “Abrir Nuevo Activo” en la parte superior de la pantalla y escoge ‘Acciones’ de la lista de opciones disponibles. Después escoge la compañía con la que quieres operar. Analiza el gráfico de precio usando las herramientas de análisis. No olvides tener en cuenta también los factores fundamentales. Luego determina la dirección de la tendencia y predice el futuro comportamiento en el el futuro próximo.

2. Establece la cantidad de dinero que quieres invertir en esta operación en particular. Recuerda que según las prácticas más corrientes de gestión de riesgos, se supone que no debes invertir todo tu capital en una sola operación.

3. Escoge un multiplicador y establece un auto cierre (opcional). Un multiplicador aumentará tanto tu retorno potencial como el riesgo involucrado. Al abrir una operación por valor de 100$ con un multiplicador x5 obtendrás los mismos resultados que si estuvieras invirtiendo 500$. Se aplica tanto a beneficios como a pérdidas. El auto cierre te permitirá cerrar operaciones automáticamente, ya sea para llevarte las ganancias o para evitar más pérdidas.

4. Ahora, dependiendo de cual sea tu previsión, escoge o bien “Comprar” o bien “Vender”. Cuando sea el momento adecuado, cierra la operación. Cuanto mayor sea la diferencia entre el precio de apertura y el precio actual (si la dirección de la tendencia ha sido predicha correctamente), mayor es el beneficio potencial. Ten en mente que tu operación estará sujeta a una tasa nocturna, así que no la dejes abierta durante mucho tiempo.

El trading con CFD puede parecer sencillo debido al bajo número de variables implicadas. Sin embargo, es tan difícil como rentable (si se hace correctamente). Dedicar suficiente tiempo a conocer la compañía con la que vas a operar y aprender a usar las herramientas de análisis técnico de antemano es siempre mejor que hacerlo sin pensar. Adéntrate en el prometedor mundo del trading con CFD ya mismo.

Negocia ahora

NOTA:Este artículo no es un consejo de inversión. Cualquier referencia a movimientos de precio históricos o niveles es meramente informativo y está basado en análisis externos y no garantizamos que tales movimientos o niveles probablemente vuelvan a ocurrir en el futuro.De acuerdo a los requisitos de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), el trading con  opciones binarias y digitales solo está disponible para los clientes categorizados como profesionales.


ADVERTENCIA GENERAL DE RIESGO:


Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder su dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de pequeños inversores pierde dinero al operar con CFDs con este proveedor. Debería considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.