7 min read 

El Indicador Vórtice es un oscilador que se usa para determinar el principio de una nueva tendencia y confirmar una tendencia en proceso, su dirección y su fuerza. El indicador consiste en dos líneas que capturan los movimientos de tendencia positivos y negativos: la línea de tendencia alcista (VI+) y la línea de tendencia bajista (VI-).

La esencia del patrón de vórtice reside en conectar los puntos más máximos y mínimos de las barras o velas del precio de mercado. El principio detrás del indicador es bastante sencillo — cuanto mayor sea la distancia entre el mínimo de de la barra actual y el máximo de la barra siguiente, mayor es el movimiento alcista. De forma similar, cuanto mayor es la distancia entre el máximo de una barra y el mínimo de la siguiente barra, mayor es el movimiento bajista.

El indicador puede ser aplicado a todos los activos, en todos los intervalos de tiempo tanto por traders con experiencia como por principiantes.

Los orígenes

El indicador de vórtice fue desarrollado por Etienne Botes y Douglas Siepman, inspirados por el trabajo del inventor austriaco Viktor Schauberger. Este último, basó sus ideas y descubrimientos en fenómenos observados en la naturaleza. Examinaba el flujo del agua y, siguiendo esa idea, los creadores del indicador sugirieron que los movimientos del mercado financiero se asemejan al movimiento de un vórtice en el flujo del agua. Además, se tuvo en cuenta el concepto de movimiento direccional, añadiendo el rango verdadero en el cálculo del indicador.

Cómo se prepara

Este indicador entra en la categoría de indicadores de “Momento” y puede ser encontrado en la pestaña respectiva del menu de indicadores.

Los ajustes por defecto sugieren un periodo de 14 para las líneas principales y establecen la línea de sobrecompra en 1.1 y la de sobreventa en 0.9. Puedes mantener los ajustes por defecto o cambiarlos según tus necesidades y estilo de trading.

Cómo operar

Una vez has aplicado y ajustado el Vórtice, es hora de aprender a leer sus señales. Aquí tienes cómo hacerlo.

Por defecto, la línea de tendencia alcista es azul y la línea de tendencia a la baja es violeta. Como regla, la línea que está por encima indica la tendencia prevalente (alcista o bajista). Es importante prestar atención a los puntos de cruce de las dos líneas, además de su posición en relación a los niveles de sobrecompra y sobreventa.

La señal de <Compra> es recibida cuando la línea VI+ cruza por encima de ella y permanece arriba. La señal de <Venta> es recibida cuando la línea VI- está por debajo de la línea VI+, cruza por encima de la VI+ y permanece arriba. Hay que mencionar que no todas las señales que recibes se deben traducir inmediatamente en una posición abierta. Más bien, es una señal para que prestes atención al mercado, analices el rendimiento del activo y consideres abrir una operación en la dirección correspondiente.

En la imagen superior puedes ver el indicador Vórtice siendo aplicado al gráfico del EUR/USD. En este caso en particular, el cruce marca claramente un desplazamiento en la dirección de la tendencia. La distancia entre las líneas refleja la fuerza de la tendencia.

Complementar el Vórtice con otros indicadores puede ayudar a evitar señales de entrada falsas. El MACD o el ADX funcionan bien. Al desarrollar tu propio sistema de trading, evita combinar dos indicadores del mismo tipo puesto que sus señales pueden provenir de la misma fuente, disminuyendo su poder predictivo. Los indicadores de tendencia suelen ser un buen aliado para el Vórtice. También puede ser útil usar niveles stop-loss y take profit al operar con el Vórtice para gestionar mejor el riesgo dado que ninguna estrategia de trading, sin importar lo buena que sea, puede proporcionar señales precisas en el 100% de los casos.

Prueba ahora