16 min read 

Para entender la aparición de la Ethereum Clásica, antes tenemos que revisar la historia de otro criptosistema conocido como DAO (por sus siglas “organización autónoma descentralizada”). Salió a la luz en mayo de 2016 después de una oferta inicial de moneda que se convirtió en la mayor del momento. En esencia, la DAO era un fondo de capital riesgo descentralizado, diseñado para financiar todas las futuras aplicaciones descentralizadas.

La DAO era completamente transparente y flexible, por lo que obtuvo la atención de muchos inversores. Desde mayo hasta junio, DAO recaudó más de 150$ millones en Ethereum, o lo que es lo mismo, un 14% de todos los tokens de Ethereum emitidos hasta esa fecha. El sistema había sido creado en la blockchain de Ethereum, y su token podía ser adquirido en los intercambios por tokens de Ethereum por aquellos que querían acceso a las DAPPS (aplicaciones descentralizadas).

La DAO tenía una función de camino de regreso para aquellos que no estuvieran de acuerdo con algunas de las DAPPS y quisieran recuperar sus monedas de Ethereum invertidas. Esta característica se llamaba en el código de DAO como “Función de Separación”. Además, uno podía construir su “DAO hijo” con esta función.

Para poder asegurarse de que todo funcionaba con fluidez, el contrato estipulaba que uno no podía gastar sus tokens de Ethereum recuperados hasta 28 días después de la separación de la DAO. De hecho, habían más códigos basados en contratos inteligentes para mantener el sistema seguro, pero desafortunadamente, tenía una vulnerabilidad en su código, que más tarde sería la causa principal de la división de la comunidad de Ethereum.

El Ataque a la DAO que Llevó a la Ethereum Clásica

Como hemos mencionado, el sistema de DAO tenía un punto débil en algún lugar de su código, y los hackers no tardaron mucho en explotarlo. Sin embargo, antes de ir más lejos, es esencial dejarlo claro, incluso con DAO estando construída en la blockchain de Ethereum, esta última no era culpable de la vulnerabilidad del código. Tan solo estaba relacionado con la propia DAO, mientras que Ethereum estaba simplemente en el fondo.

Por eso, a mediados de junio del mismo año, después de un mes de feliz existencia, los hackers aprovecharon el punto débil del código y se llevaron un tercio de los fondos de DAO, que estaban en cerca de 50$ millones en ese momento (3,7 millones de tokens de ETH).

Los hackers hicieron lo siguiente:

  • Aplicaron la función de separación para que el sistema pudiera devolverles Ether a cambio de sus monedas de DAO.
  • Antes de que el sistema pudiera registrar la transacción en la blockchain y actualizar el balance de DAO (que era el segundo paso automático en condiciones normales), los hackers usaron una función recursiva en la petición. Esta última función hacía que el código volviera siempre al principio y devolviera Ether a cambio de DAO sin llegar nunca a actualizar realmente el balance de DAO hasta que fue demasiado tarde.

Los hackers se llevaron más de 50$ millones en Ether y movieron los fondos a si DAO hijo, pero quedaba una cosa más. Como ya sabes, podían gastar sus fondos de Ether solo 28 días después, lo que significaba que los fondos estaban bloqueados por casi un mes entero.

En Busca de una Solución

La comunidad de Ethereum entró en pánico tras el ataque, y querían encontrar una solución razonable, Incluso a pesar de que no se podía culpar a la plataforma de Ethereum por el vacío de DAO, la gente perdió la confianza en ella. El precio del Ether cayó de 20$ a 12$.

Dado que los hackers no podían gastar sus fondos hasta pasados 28 días, la comunidad de Ethereum tenía tiempo suficiente para escoger entre tres posibles soluciones: dejarlo estar, iniciar un fork suave o lanzar un fork fuerte.

La fundación Ethereum se inclinó por esta última – el fork fuerte, pero mintieron a la comunidad de las cripto sobre la decisión unánime de aprobarlo. La mayoría de los mineros no participaron en la votación, y sus votos fueron contados como “a favor”.

El problema con el fork fuerte es que una vez que divides la red, no hay vuelta atrás. Durante el fork fuerte, la blockchain se separa en caminos diferentes, y todos deben mudarse a esta nueva cadena si quiere acceder a las actualizaciones. Aquellos que no quieran mudarse a el nuevo sistema después del fork, no tienen acceso a ninguna de las actualizaciones siguientes.

Y esto es exactamente lo que pasó – una parte de la comunidad no quiso cambiar al nuevo sistema, por lo que continuaron usando la antigua cadena – la llamada Ethereum Clásica (ETC). El nuevo sistema que siguió el fork fuerte fue apoyado por la mayoría de los inversores y los “pesos pesados”, así que mantuvo el mismo nombre – Ethereum (ETH).

Ethereum Hard Fork

Ethereum vs. Ethereum Clásica – la Batalla Continúa

Cómo puedes imaginar, el fork fuerte se vió como un movimiento necesario para devolver todas las criptomonedas robadas después del ataque a DAO, iniciando un contrato inteligente cuya única función era “retirar” y que proporcionaba a las víctimas un ETH por cada 100 DAO.

Sin embargo, provocó una división en el sistema, lo que es una intervención en el principio básico de la blockchain de Ethereum. A mucha gente no le gustó porque Ethereum alardeaba de un sistema justo y transparente que es inmutable y perpetuo. Debía mostrar una resistencia absoluta a cualquier intervención humana. Este fue el principal argumento de aquellos que decidieron permanecer fieles a la antigua cadena, la Ethereum Clásica. Sostenían que se producirían más forks fuertes si la comunidad permitía que este tuviera lugar – y tenían razón.

Por ejemplo, se espera un fork fuerte a finales de octubre de 2017. Conocido como Byzantium, que pretende eliminar el efecto de presencias maliciosas en la red. Byzantium es solo el primer hard fork planeado de la amplia etapa Metropolis de proyecto Ethereum. Hoy día, la actualización se encuentra en el nivel de pruebas, pero los cambios oficiales comenzarán pronto.

Por lo tanto, el argumento ideológico era tan fuerte que la comunidad anti forks fuertes no pudo ser convencida incluso cuando todos los principales usuarios de Ethereum, hasta los propios fundadores (Vitalik Buterin and Gavin Wood), adoptaron la nueva cadena.

Desafortunadamente, aquellos que siguen usando la Ethereum Clásica no tienen acceso a las actualizaciones, como por ejemplo el cambio de Ethereum de ‘Proof of Work’ (PoW) a ‘Proof of Stake’ (PoS).

La Ethereum Clásica Hoy en Día

Así que, la Ethereum Clásica opera con el mismo antiguo algoritmo del periodo anterior al fork fuerte. A día de hoy, la criptomoneda ha llegado al puesto número 12 de las más grandes en capitalización de mercado.

La capitalización de mercado de ETC es actualmente de 1,1$ mil millones, con una dinámica a medio término bajista.

Hoy, un ETC te costaría 11,47$.

Ethereum Classic CoinMarketCap

  • Mantiene el argumento convincente de la inmutabilidad de la blockchain.
  • Muchos miembros valiosos de la comunidad cripto muestran interés en la ETC.
  • La minería de ETC es accesible para los individuos, a diferencia de la minería de BTC.

Estas son las principales desventajas de la criptomoneda:

  • No tiene las entradas de ETH actualizadas;
  • Los fundadores y todos los principales actores de la comunidad de Ethereum han cambiado a ETH;
  • Muchos estafadores están operando con ETC;
  • La Ethereum clásica es a menudo considerada como una ofensa o un ataque a la comunidad de ETH.

Perspectivas de Futuro de la Ethereum Clásica

Incluso si la atención de todos los medios de comunicación va a parar al ETH, la versión “Clásica” también obtiene su parte. Todavía puede ser considerada como una buena opción de inversión en tu cartera de criptos.

En abril, Grayscale, la filial del ‘Digital Currency Group’ de Barry Silbert, comenzó a confiar en la Ethereum Clásica. Este es sólo uno de los eventos que permiten a los traders institucionales invertir en ETC. Demuestra que los grandes jugadores todavía tienen algún interés en ella.

Para apoyar el precio, la comunidad de ETC decidió introducir un duro límite en la emisión de tokens. En consecuencia, se acordó que el volumen total de ETC nunca debería sobrepasar las 230 unidades. En cuanto a la ETH, no tiene ningún límite de emisión total de ETH.

Sin embargo, existen riesgos importantes que uno debe considerar. La Fundación Etereum todavía mantiene el diez por ciento de la ETC que llegaron después del evento tenedor duro, y el DAO hacker posee aproximadamente 3,36 millones de ETC, que es del 3,65% del capital total. Si una de las partes mencionadas entra en el mercado, ETC pasará a la precio.

Sin embargo, existen riesgos importantes que uno debe considerar. La Fundación Ethereum todavía mantiene el diez por ciento de la ETC que consiguieron tras el evento del fork fuerte, y el hacker de DAO posee aproximadamente 3,36 millones de ETC, que es el 3,65% del capital total. Si una de las dos partes antes mencionadas entra en el mercado, el precio del ETC bajará.

Después de todo, ETC puede tener su lugar – ¿Quién sabe?

Opera aquí