Etiquetas:
2 min read 

Es, en parte, gracias a los fuertes datos de empleos de agosto de los Estados Unidos y en medio de los temores de una posible escalada del conflicto comercial entre China y Estados Unidos.

“Si hay algún indicio de que la economía estadounidense finalmente se vea afectada por sus propios movimientos proteccionistas, entonces creo que es el comienzo de una aversión al riesgo total”, dijo Masafumi Yamamoto, estratega cambiario de Mizuho Securities. “Esto, al menos, conducirá a la debilidad del dólar frente al yen”, dijo Yamamoto.

La semana pasada, el índice del dólar .DXY, que mide la moneda estadounidense frente a una canasta de otras seis monedas, se mantuvo estable en 95.381. El índice avanzó más de 0.3% el viernes luego de que datos mostraron que el crecimiento del empleo en Estados Unidos repuntó en agosto y los salarios registraron su mayor ganancia anual en más de casi una década.

Los datos, sólidos, respaldaron aún más la perspectiva de un aumento más rápido de las tasas por parte de la Reserva Federal. La Fed está casi segura de elevar las tasas por tercera vez este año a fines de septiembre.

Negocia ahora