4 min read 

Vamos a empezar con un ejemplo. Imagina a dos traders. El Trader A puede presumir de un 50% en porcentaje de victorias, con un beneficio medio de 200$ y 100$ medios de pérdidas. El Trader B tiene una tasa de victorias del 75% pero su beneficio medio es de 100$ y su media de pérdidas es de 400$. Es fácil darse cuenta de que a largo plazo, el trader A, a pesar de tener menos porcentaje de victorias, acabará ganando, mientras que el trader B derrochará todo su dinero.

Y esto, ¿cómo te afecta a ti? En el trading, normalmente es más importante no perder lo que tienes a ganar más. Muchos traders, inversores y expertos de la industria, han dedicado su tiempo al problema de la gestión de riesgos, y al final, han llegado a una solución comúnmente aceptada. Resulta que, lo primero a tener en cuenta es la cantidad de dinero que puedes permitirte perder en una única operación.

Pero, ¿cuál debería ser exactamente esta cantidad? ¿Debes arriesgar 10$, 100$ o 1000$? ¡Nada de eso! La mayoría de los traders profesionales creen que la cantidad que debes emplear en una única operación no es fija, sino más bien un porcentaje de tu presupuesto completo de trading.

Hay diversas opiniones acerca del porcentaje que se debe usar. Algunos dicen que no deberá exceder el 3%. Pero, según el enfoque más conservador, debería ser de tan solo un 1%. La regla del 1% también puede interpretarse de diferente forma — algunos dicen que no debes invertir más del 1% del total de tu cuenta en una única operación (dado que puedes perder toda tu inversión), otros creen que, siempre y cuando puedas gestionar adecuadamente tus riesgos, puedes emplear cualquier cantidad pero cerrar la operación en cuanto pierdas un 1% de todo tu capital. Si el segundo enfoque tiene más sentido para ti, entonces puedes emplear un porcentaje mayor (incluso del 100%) pero cerrar la operación prematuramente en cuanto tus pérdidas alcancen ese 1%. Es aquí cuando entra en juego la funcionalidad Stop-Loss.

Nadie es capaz de ganar el 100% de sus operaciones. Por eso mismo, es esencial para el trader asegurarse de que no pierde lo que no puede permitirse perder. Cuando se usa la ‘regla del 1%’ hay que perder durante una racha larga para vaciar completamente tu cuenta, dejando más margen de error.

Pero, ¿es posible recibir ganancias operando cuando solo se emplea el 1% del capital disponible en cada operación? La mayoría de los traders profesionales coinciden en que la respuesta es sí. Arriesgando menos y ganando menos, logras que tu estrategia de trading sea más consistente y por tanto, puedes cambiar de ganancias sustanciales pero aleatorias a resultados menos sorprendentes pero más estables.

Opera ahora