6 min read 

El trading es un objetivo deseable. Sin embargo, pocos llegan a ser traders profesionales capaces de conseguir beneficios estables. Para llegar a ser mejor en el trading, necesitas estudiar y practicar mucho. Saber qué hay que aprender y cómo afilar tus recientemente adquiridas habilidades es igual de importante que tu persistencia y diligencia. 
El artículo de hoy es una guía paso a paso que te ayudará a mejorar tus habilidades. 

Aprendiendo lo básico

Como en cualquier actividad, esté orientada a obtener beneficios o no, tienes que empezar por lo básico. Parece lógico, pero muchos traders se saltan este paso y ven cómo se destrozan sus cuentas, con sus posibilidades de convertirse en un trader de éxito cerca de cero. No dejes que tu orgullo te ciegue, y no tengas miedo a aprender las cosas más fáciles antes de avanzar a otras más avanzadas.

Tu éxito, como trader, a menudo dependerá de que entiendas conceptos muy básicos de economía (algunas veces políticos, sociales y psicológicos). Al principio del todo, intenta entender cómo el precio del activo se desplaza, cuales son los términos de trading más comúnmente usados, y qué significa operar con un activo. Toda la información que cae en esta categoría es la más objetiva y necesita ser memorizada. Puede requerirse práctica para coger mejor estos conceptos. 

Cavar más profundo 

Probablemente no te sorprenderá saber que hay incluso más que aprender una vez has acabado con los conceptos básicos. En este punto, vas a querer aprender más sobre los distintos mercados existentes (pista: hay muchos, todos con condiciones y estilos de trading diferentes) y las formas en que operan. También es cuando escoges la clase de activo preferida. Al trabajar con IQ Option, puedes escoger entre CFDs de Forex, valores, criptomonedas, materias primas, índices y Opciones Fx. 

Después de terminar este paso, deberías tener una idea completa del sistema financiero global actual, ser capaz de entender y usar la terminología y entender la diferencia entre activos. Recuerda el dicho: no operes con lo que no entiendas. Por ejemplo, ¿puedes explicar la conexión entre la tasa de cambio y la de interés? Si no es así, probablemente debes aprender lo básico antes de ir más lejos. 

Técnicas de trading 

Ahora, que sabes con qué operar, es momento de aprender a operar. Más fácil decirlo que hacerlo. Las estrategias que funcionan nunca se publican gratis (¿quién revelaría su fuente de ingresos?). Lo más probable es que necesites crear una estrategia que funcione tu mismo. El ensayo y error funciona perfectamente. Por suerte, dispones de una cuenta de demostración reponible lista para probar todas las estrategias que quieras. Dales una oportunidad y si no funcionan como deben, pasa a la siguiente. También puedes encontrar un trader profesional, dispuesto a ser tu mentor. Los libros y artículos que ellos escriben, también funcionan. No te frustres demasiado pronto, pueden pasar meses hasta que encuentres un buen sistema de trading. 

Experiencia práctica 

Ahora, la parte más importante. Puedes aprender toda la información disponible sobre el tema del trading y nunca convertirte en un trader profesional. Por lo menos, hasta que consigas experiencia de primera mano. Es imposible ganar todas las operaciones. Sin embargo, es posible dominar la disciplina, librarte de las emociones y seguir un sistema de trading que hayas inventado. 

Sorprendentemente, muchos traders se dan por vencidos en este punto, cuando están más cerca del éxito que nunca. No tengas miedo de perder operaciones, mejor concéntrate en cómo llevarlo. En este punto, tienes que aprender de la experiencia, entender la diferencia entre ganar y perder operaciones, ajustar tu estrategia y si deja de funcionar, buscar una nueva. 

Ir a la plataforma