6 min read 

El trading es una empresa deseable. Sin embargo, pocos son los que llegan a convertirse en traders profesionales capaces de lograr ganancias estables. Para ser mejor en el trading, necesitarás estudiar y practicar mucho. Saber qué debes aprender y cómo pulir tus recientemente adquiridas habilidades es igual de importante que tu persistencia y diligencia. El artículo de hoy es una guía paso a paso que te ayudará a mejorar tus habilidades.

Aprende lo básico

Como en cualquier otra actividad, esté o no orientada a obtener beneficios, lo primero es empezar por lo básico. Parece lógico, pero muchos traders novatos se saltan este paso, solo para ver su cuenta devastada y sus posibilidades de llegar a ser un trader de éxito reducidas a cero. No dejes que el orgullo te ciegue y no tengas miedo a aprender las cosas fáciles antes de pasar a contenidos más avanzados.

Tu éxito como trader, a menudo dependerá de si entiendes los más básicos conceptos de la economía (a veces políticos, sociológicos y psicológicos). Al principio del todo, intenta entender cómo se mueve el precio del activo, cuales son los términos más comúnmente usados en el trader y qué significa operar con un activo. Toda la información que entra en esta categoría es de lo más objetiva y necesitarás memorizarla. También será necesaria algo de práctica para coger estos conceptos.

Profundiza

Probablemente no te sorprenda saber que hay mucho más que aprender cuando termines con lo básico. En este nivel, querrás aprender más sobre los diferentes mercados que existen (pista: hay muchos, todos con diferentes condiciones y estilos de trading) y las formas en las que operan. También es aquí cuando escogerás tu clase de activos preferida. Cuando trabajes en IQ Option, podrás escoger entre CFDs de Forex, valores, criptomonedas, materias primas y Opciones FX.

Después de terminar este paso, deberías tener un concepto completo del sistema financiero global actual, ser capaz de entender y usar la terminología y entender las diferencias entre activos. Recuerda el dicho: no operes con lo que no entiendas. Por ejemplo, ¿puedes explicar la conexión entre la tasa de cambio y el tipo de interés? Si no es así, probablemente necesitas aprender lo básico antes de avanzar más.

Técnicas de trading

Ahora que sabes con qué operar, es hora de aprender cómo operar. Más fácil de decir que de hacer. Las estrategias que funcionan nunca se publican gratis (¿quién revelaría su fuente de ingresos?). Lo más probable es que tengas que crear tu propia estrategia. El ensayo y error funciona perfectamente. Por suerte, dispones de una cuenta de demostración gratuita y recargable para probar todas las estrategias que quieras. Pon una a prueba, y si no funciona como es debido, pasa a la siguiente. También puedes encontrar algún trader profesional dispuesto a convertirse en tu mentor. Los libros y artículos, escritos por profesionales, también funcionarán. No te frustres demasiado rápido, puedes tardar meses en encontrar un buen sistema de trading.

Experiencia práctica

Vamos con la parte más importante. Puedes aprender toda la información disponible sobre el tema del trading y nunca llegar a convertirte en un trader profesional. A menos que consigas una buena cantidad de experiencia. Es imposible acertar en todas las operaciones. Sin embargo, es posible dominar tu disciplina, liberarte de las emociones y ceñirte al sistema de trading que has desarrollado.

Sorprendentemente, muchos traders se dan por vencidos en este punto, cuando están más cerca del éxito que nunca. No tengas miedo de fallar en algunas operaciones, mejor concéntrate en cómo afrontarlas. En este momento, es bueno aprender de la experiencia, entender la diferencia entre las operaciones ganadoras y las perdedoras, ajustar tu estrategia y, si deja de funcionar, crear alguna nueva.

Empieza a operar