6 min read 

Los traders principiantes a menudo se pregunta cuales deben ser sus primeros pasos, qué estrategia escoger y a qué prestar atención al entrar en los mercados financieros globales. Una de las primeras cosas que los traders aprenden es que existen dos tipos de análisis — el fundamental y el técnico. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Al combinar ambos, se puede entender mejor los mercados y estimar la futura dirección del movimiento del precio con mayor precisión. Para entender cómo combinar ambos tipos de análisis, primero deberemos echar un vistazo de cerca a cada uno de ellos y entender sus características distintivas.

Tipos de análisis

El análisis técnico está construído en torno al análisis del gráfico de precio. El análisis técnico usa el rendimiento pasado del precio para trazar ciertas conclusiones y evaluar las condiciones existententes del mercado. Al usar los niveles de resistencia y soporte junto con indicadores de análisis técnico, los traders pueden determinar los puntos de entrada y salida óptimos (cuando es posible abrir y cerrar la operación). Este tipo de análisis puede proporcionar una gran cantidad de información útil y ayudar a predecir la dirección de una tendencia próxima. Sin embargo, difícilmente puede cuál será el precio a largo plazo dado que el gráfico de precio no puede proporcionar información extensa sobre el rendimiento futuro de un activo.

El análisis fundamental, por otra parte, se centra en el estudio de los eventos de la vida real que pueden afectar al precio de un activo. Las publicaciones de noticias corporativas pueden tener un impacto masivo en los cambios de precio. La dirección del cual dependerá de la información proporcionada en dicha publicación. Las buenas noticias (rendimientos financieros destacados, nuevas iniciativas para abaratar costes, perspectivas de crecimiento más altas de lo esperado) afectan al valor intrínseco de la compañía positivamente. Las malas noticias (mal rendimiento financiero, noticias negativas en la prensa) afectan negativamente al valor intrínseco y hacen bajar el precio de mercado. Los mismos principios se aplican a las divisas, materias primas, ETFs y a todos los activos comprados en bolsa.

¿Cómo combinarlos?

Combinar el análisis fundamental y el técnico no es siempre fácil, pero puede ser útil por una serie de razones. Siempre es inteligente seguir el volumen de operaciones reciente y monitorear la actividad de otros traders. Un trader puede usar los indicadores de volumen para comprobar el poder de la tendencia prevalente — como regla, el volumen de operaciones sube cuando la tendencia gana fuerza. Cuando el volumen de operaciones baja, puede ser señal de una cercana inversión de tendencia. El comportamiento del mercado se ve determinado por las acciones de traders individuales. Lo que otras personas piensan sobre el activo, debería de ser de suma importancia para ti.

Los traders que dependen del análisis fundamental como su herramienta primaria de análisis también deberían incorporar los indicadores técnicos a sus estrategia. Pueden combinar los principios técnicos y fundamentales. Los traders pueden seguir la conexión entre los eventos fundamentales y las señales, recibidas por los indicadores técnicos, y usarla para determinar ciertos patrones. Dado que el mercado, muy a menudo, tiende a repetirse, al familiarizarse con estos patrones, se puede obtener una ventaja competitiva frente a otros traders.

Conclusión

Resumiendo, se puede decir que, los dos métodos de análisis puede complementarse entre sí y no tienen por qué competir por un lugar en tu sistema de trading. Uno de ellos se basa fuertemente en el rendimiento pasado del mercado, el otro en los eventos futuros. Ambos tienen sus beneficios así como sus desventajas y, por lo tanto, pueden complementarse para formar un sistema de trading unificado. Los traders deben recordar que, no importa qué tipo de análisis usen, es imposible estimar correctamente el futuro movimiento del precio en el 100% de las ocasiones.

Opera ahora