Etiquetas: ,
7 min read 

Cuando se trata de comerciar Bitcoin y Ethereum – las dos criptomonedas más populares – los inversores tienen dos opciones. Operar con criptomonedas puede ser un proceso llevado adelante con la ayuda de dos instrumentos separados: compra típica de criptomonedas y contratos por diferencia basados en criptomonedas (CFD). Ambas opciones ofrecen diversas alternativas y funcionan de manera similar. Estas opciones deberán ser usadas dependiendo los movimientos y el comportamiento del mercado y las preferencias de cada inversor.

CFDBuy and Sell
OrientationShort-termLong-term
Multiplierx3, x5 or x10No multiplier
Stop Loss and Take ProfitAvailableAvailable

 

Un contrato por diferencias basado en criptomonedas (CFD) no significa la compra de un activo. El inversor compra su derecho a recibir la diferencia entre el precio actual y el precio futuro del activo – solamente si la tendencia es anticipada correctamente. Si no, el inversor perderá sumas comparables a lo que hubiese ganado.

Hay quienes creen que los contratos por diferencia basados en criptomonedas (CFD) son mejores para operaciones a corto plazo. Estos contratos, usualmente, tienen extensiones más breves que el comercio de criptomonedas típico. Extensiones breves facilitan la capitalización a través de pocos movimientos de precio, lo que refleja la naturaleza especulativa de este instrumento.

CFD crypto short trading

El comercio de contratos de diferencia basados en criptomonedas (CFD) también es conocido por uso como multiplicador. En el comercio de criptomoneda estándar, el inversor no tiene acceso al préstamo de capital y como consecuencia, solamente puede invertir el dinero que él mismo controla. Un multiplicador, que puede ser activado x3, x5 o x10, da al inversor la opción de controlar una inversión que es mayor al dinero que tiene disponible. Por ejemplo, si el individuo hace una inversión de $100 con un multiplicador de x10, las ganancias o las pérdidas, según el caso, serán calculadas en base a esos $100. Esta funcionalidad deberá usarse con precaución, ya que movimientos inesperados en los precios pueden complicar la inversión inicial.

Comprar y vender criptomoneda está usualmente asociado con inversiones a largo plazo. “Comprar y esperar” (Buy & Hold, en inglés) es una de las tácticas más populares adoptadas por quienes invierten en criptomonedas alrededor del mundo. Con Bitcoin y Ethereum creciendo más de un 140% en menos de dos meses, es fácil entender por qué la popularidad de esta táctica crece día a día. Como regla, la extensión es mayor en criptomonedas estándar que en los contratos por diferencia basados en criptomonedas (CFD). Esta extensión mayor está basada en el sustancial incremento del valor y en un número más bajo de transacciones. Este abordaje está, generalmente, asociado con inversiones a largo plazo en vez de en la especulación con beneficios en el corto plazo.

Litecoin trading

El comercio de criptomonedas estándar no implica el uso de multiplicadores y, como consecuencia, implica menor riesgo que las transacciones con contratos por diferencia basados en criptomonedas. Es literalmente imposible que el inversor pierda todo su dinero, a no ser que la criptomoneda llegue a valer $0.

Ambos instrumentos permiten el uso de niveles de stop loss and take profit. Esta opción puede venir muy bien si se tiene en cuenta el carácter impredecible y volátil del mercado de criptomonedas. Abriendo una orden de take profit, el inversor podrá determinar la cantidad de ganancia que considere suficiente para salir de la inversión y cerrar su posición. Stop loss, por el contrario, tiene como objetivo minimizar las posibles pérdidas, permitiendo al usuario retirar el resto de sus fondos cuando los precios tocan niveles predeterminados por quien utiliza la herramienta.  

Como suele pasar cuando se trata de inversiones, no existe una respuesta definitiva para la pregunta, “¿qué es mejor?”. Ambos instrumentos, utilizados de manera correcta, pueden proveer resultados impresionantes, especialmente teniendo en cuenta el potencial de crecimiento y la alta volatilidad del mercado de criptomonedas.  Probablemente, varias de las criptomonedas que existen en la actualidad habilitarán la opción de contratos por diferencia basados en las mismas (CFD) y, una vez habilitadas, estarán disponibles en la plataforma IQ Option.

Opere aquí