Etiquetas:
5 min read 

Dado el beneficio económico que se puede obtener al invertir en las ofertas iniciales de moneda (ICO), los inversores siempre están pendientes de la próxima moneda bitcoin. No obstante, embarcarse en una inversión de ICO entraña un riesgo inmenso. La información disponible en Token Data demuestra cuán grande es ese riesgo. Según los datos, de las 902 ventas de tokens lanzadas en 2017, el 46% de ellas han fracasado.

Inversiones arriesgadas

Muchos inversores ya saben que deben estar alertos y desconfiar de ciertas ICO, ya que pueden ser fraudulentos. Sin embargo, es fácil quedar atrapado en la emoción de potencialmente ganar mucho dinero. Por esta razón y más, las ICO logran generar grandes cantidades de dinero. En tan solo el 2017, las ICO lograron recaudar más de $4 mil millones, mostrando un crecimiento en comparación con los $265 millones recaudados entre 2014 y 2016.

Según una reciente investigación sobre las ICO del año pasado, 142 de las ICO lanzadas fracasaron en la etapa de financiamiento y otros 276 tambien fallaron después de un tiempo. Estos números representan el 46% de las ICO que no tuvieron éxito.

En cuanto a las ICO que permanecen en progreso, 113 de ellas se consideran proyectos «semi-fallidas», lo que significa que se encuentran a punto de fracasar. Esta conclusión se ha extraído porque sus canales de redes sociales han dejado de dar respuesta o porque el proyecto no tiene posibilidades de éxito. Teniendo en cuenta estos proyectos adicionales, la cantidad de ICO fallidas podría aumentar hasta el 59%.

ICOs Fail

Por qué fallan las ICO

Muchas de estas monedas estaban destinadas a fallar desde el principio. De los proyectos fallados, solo unos pocos pudieron recaudar más de $10 millones, mientras que otros recaudaron un par de miles de dólares. A veces, las monedas se dirigen a públicos demasiado pequeños, y la falta de interés impide que el proyecto despegue. En otros casos, las monedas simplemente carecen de la innovación necesaria para atraer a los inversores adecuados. Por supuesto, no hace falta decir que muchas ICO fallidas fueron estafas que lograron atraer a la gente con la promesa de ganar millones. A pesar de la gran cantidad de proyectos fallidos, las inversiones de ICO continúan fuertes. Este mes, la aplicación de mensajería Telegram logró recaudar $850 millones en una preventa para su plataforma de cadena de bloques, Telegram Open Network (TON).

Parece que el modelo ICO actual debe someterse a algunos cambios para proteger mejor a los inversores. En enero, el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, propuso el modelo de Ofertas de Monedas Iniciales Autónomas Descentralizadas (DAICO). Uno de los objetivos del modelo es evitar la mala administración de fondos al permitir que los partidarios determinen cuánto dinero recibe el equipo del proyecto en un momento dado. Buterin espera que el modelo será un paso en la dirección correcta para los proyectos ICO. Por ahora, tanto los números como la experiencia muestran que las inversiones en las ofertadas iniciales de moneda tienen más riesgo que nunca.

Opera aquí