Etiquetas:
2 min read 

Un inglés, dueño de una empresa de comercio de criptomonedas, fue obligado a punta de pistola a entregar una cantidad desconocida de bitcoins.

El desafortunado hecho sucedió en el pueblo de Moulsford, en el sur de Oxfordshire. Así lo informó la policía local ayer por la mañana, según el periódico The Telegraph.

Un vocero de la policía del lugar afirmó que «la policía de Thames Valley está investigando un robo con agravantes ocurrido en una propiedad en Moulsford, el pasado lunes. Nadie resultó gravemente herido durante el incidente (…) No se han realizado arrestos hasta el momento».

El informe policial describe cómo cuatro ladrones ingresaron a la residencia y ataron a una mujer, mientras exigían que el comerciante, llamado Danny Aston, transfiriera bitcoin a punta de pistola. La empresa comercializadora de criptomonedas de Aston se estableció en junio de 2017 como Aston Digital Currencies Ltd.

Desafortunadamente, este no es el primer caso de robo a mano armada que involucra moneda digital. El 23 de enero, se reportó un incidente bastante similar en Ottawa, Canadá. Esa vez, tres hombres armados obtuvieron el control de los empleados de una institución financiera de bitcoin antes de huir con las manos vacías.

Opera aquí