7 min read 

A pesar de que el conocimiento sobre el mercado y las estrategias de trading es extremadamente importante, lo que es aún más importante el la psicología del trader: cómo uno controla sus emociones y se enfrenta a las pérdidas. Los traders pueden experimentar muchos sentimientos negativos durante el día. Miedo, incertidumbre, ira, codicia, decepción, y tantos otros. Las subidas y bajadas emocionales de un trader novato dependen enormemente de los resultados de sus operaciones, lo que puede ser muy perjudicial para su bienestar general.

Cuando un trader es atrapado en un ciclo sin fin de operaciones fallidas y mal juicio, puede ser duro salir de todo ello y enfrentarse a la situación racionalmente. Vamos a ver los componentes que forman la psicología del trader y ver qué se puede hacer para mejorarla.

Entender el miedo

El miedo a las pérdidas viene de un lugar desconocido. Pero puede ser extremadamente perjudicial dado que priva al trader de la habilidad de tomar decisiones racionales, es más, el miedo puede volverse ira y bajar el autoestima. Es importante entender que el miedo es una reacción natural a las amenazas. El miedo no refleja la gravedad de la situación: muy a menudo el miedo es exagerado e innecesario.

Otro tipo de miedo es el llamado FOMO (por sus siglas en inglé ‘fear of missing out’), el miedo a perderse algo. Lleva al trader a tomar decisiones precipitadas por miedo a no sacar partido de algo que todo el mundo a su alrededor parece estar haciendo. Lo traders FOMO pueden comprar alto y vender bajo porque no comprenden el mercado, sus decisiones están influenciadas por el pánico y la confusión.

Enfrentarse a la codicia

Otro extremo de la escala de emociones del trader es la codicia. Esta emoción hace que los traders corran riesgos altos que podrían ser evitados, por ejemplo, mantener abiertas operaciones por más tiempo de lo normal, hasta que la tendencia se revierte y anula el beneficio. Y cuando la codicia es alimentada por el miedo, puede llevar a serias consecuencias.

No es fácil superar la codicia y es prácticamente es imposible mantenerla completamente bajo control. Se manifiesta en ciertos pensamientos como “si abro una operación más, puede que tenga mejor resultado”. Pero reconocer y reflejar tales pensamientos es un paso hacia un enfoque de trading más consciente.

¿Cómo asumirlo?

Enfrentarse a las emociones es una tarea que debería ser priorizada. Para mantener un estado de ánimo saludable a la hora de operar, uno debe crear una serie de reglas y seguirlas al pie de la letra. Tales reglas pueden incluir el objetivo – los resultados finales que intenta conseguir el trader, las herramientas de gestión de riesgos como stop loss y las restricciones del balance de trading. También puede contener instrucciones detalladas respecto el plan de trading, que describe las condiciones para las entradas y salidas. También es posible establecer la cantidad de pérdidas aceptable, y el resultado deseado para el día.

Este conjunto de reglas puede ayudar al trader a establecer ciertos estándares de responsabilidad, que puede usar como guías en momentos de inestabilidad emocional. Podría ser útil agarrarse dicho conjunto de reglas en momentos de miedo o codicia y evaluar las decisiones que el trader está a punto de tomar en comparación a su plan por escrito.

¿Qué otra cosa se puede hacer?

Además de establecer reglas, los traders pueden seguir su rendimiento y evaluarlo en cierto periodo de tiempo. Seguir el estado mental de uno mismo puede también ser útil, dado que permite priorizar la estrategia frente a emociones peligrosas en el futuro. Echar la vista atrás a la actividad de trading y ajustar el enfoque actual en consecuencia es una forma productiva de operar que muchos traders experimentados utilizan.

Ganar experiencia profesional al operar también ayuda a controlar el comportamiento irracional – los traders principiantes deberían emplear más tiempo en aprender sobre el mercado. Eso podría ayudarles a sentirse más confiados y menos influenciados por sus emociones.

Ir a la plataforma