7 min read 

No importa lo que la gente diga, operar es complicado. No existe ninguna pastilla mágica que pueda convertir a un principiante en un gurú del trading en un abrir y cerrar de ojos. Y no hay una única estrategia que sea apropiada para todo el mundo. Para convertirse en trader, es necesario emplear años, además de dedicar mucho tiempo y esfuerzo en esta tarea. Y aún así, muchos fracasan. ¿Por qué es tan complicado operar y cómo superar sus complejidades? Lee el artículo para encontrar respuestas.

Mercados cambiantes

Los mercados nunca son iguales. Siempre están cambiando y evolucionando, es parte de su naturaleza. La más probable es que nunca seas testigo de unas condiciones idénticas de mercado dos veces. La razón de esto es que un gran número de factores influencian el rendimiento del activo con el que operas. el precio de un activo está influenciado por cientos, sino miles de factores diferentes. Cada vez que miras al gráfico de precio las condiciones son diferentes. Los mercados internacionales son sistemas financieros complejos — de ahí la complejidad al interaccionar con ellos.

¿Cómo actuar frente a esta cuestión? A pesar de las complejidades, existen ciertas técnicas que pueden ayudarte a estimar el rendimiento futuro de un activo en particular. Como mencionabamos anteriormente, los mercados no son estáticos y las condiciones de mercado son rara vez idénticas. Sin embargo, hay ciertos patrones que se repiten. Dichos patrones pueden identificarse y ser usados para operar. Lo anterior puede usarse como señales que recibes y con las que actuar, pero por supuesto, siempre debes buscar una confirmación.

Factor humano

La naturaleza humana juega un papel importante en el trading. Sin importar que lo consideres un inconveniente o una oportunidad adicional, eso es algo que, simplemente, no puede negarse. Después de todo, somos los humanos los que abrimos y cerramos operaciones, o compramos y vendemos activos los unos a los otros.

¿Cómo hacer frente al factor humano al operar con cualquier activo y en cualquier momento? Hay varias formas de hacerlo. Como pequeño inversor, no puedes influir en el comportamiento de otros inversores, pero puedes cambiar tu propia actitud. Esto es algo que probablemente ya has escuchado (y ya has escuchado más de una vez). Todo lo que tienes que hacer es eliminar, o más bien minimizar, el factor humano en su propio trading. Con este fin, intenta deshacerte de las emociones, tanto positivas como negativas, ya que pueden afectar negativamente tu rendimiento al operar. Opera de acuerdo con tu estrategia, no con la intuición, y gestiona los riesgos innecesarios asociados al error humano.

Exceso de información

Tenemos que admitir que en este momento, la cantidad de información que intenta explicar cómo funcionan los mercados se ha llegado a convertir en un problema en sí mismo. A menudo, es imposible para los traders principiantes navegar en el mar de conocimiento relacionado con el trading. He aquí otro grado de complejidad.

Hay tanto que puedes aprender sobre el trading y los mercados financieros que a veces es fácil perderse. Libros, artículos, guías — tienes que aprender mucho antes incluso de pillar lo básico. Cuando pases a un nivel más avanzado, el propio conocimiento no es suficiente, puesto que requerirá una extensa experiencia de primera mano. Por si fuera poco, hay formas infinitas de analizar el mercado y predecir el futuro precio de un activo. Todas ellas requieren un profundo entendimiento de una herramienta de análisis técnico particular.

¿Qué posible solución tiene este problema? Centrarse. Centrarse en un tipo de activo, un intervalo de tiempo y una estrategia en cada momento. Es mucho más fácil perderse cuando no dispones de una imagen clara de lo que estás haciendo. Diferentes activos son usados para operar de forma diferente y requieren diferentes estrategias. Diferentes intervalos de tiempo utilizan diferentes tipos de análisis. Diferentes herramientas de análisis proporcionan señales diferentes. En el trading, todas estas cosas son importantes. Por tanto, puede que quieras escoger una de cada categoría y dominarlas antes de aventurarte en otra.

Conclusión

Como puedes ver, la compleja naturaleza general de los mercados financieros es un resultado de que las partes que las constituyen son complejas. Hoy hemos hablado de tres de ellas. Es más fácil trabajar con sistemas complejos cuando las separes en trozos pequeños y fácilmente asimilables. En este caso es más fácil pelear en los diferentes frentes uno por uno, no todos al mismo tiempo.

Ir a la plataforma