6 min read 

Componer, o más bien no componer, es la razón por la cual no obtienes beneficios. Componer, es el proceso de reinvertir las ganancias a lo largo del tiempo para mejorar los beneficios totales, un término a menudo usado cuando se habla de cuentas de ahorro e inversión para la jubilación. Rara vez se escucha en el ámbito de la especulación pero debería, puesto que es la clave para obtener grandes ganancias que has estado buscando.

Si eres como yo, se que prefieres que las operaciones se convierta firmemente en dinero, sacar el máximo beneficio y conseguir el doble o el triple de tus beneficios. El problema es que no todas las operaciones funcionan así, la mayoría no lo hacen, y esperar a que lleguen grandes beneficios normalmente supone arriesgar pequeñas ganancias que tu cuenta podría obtener. Ir a por las grandes cantidades significa correr grandes riesgos y grandes riesgos significan grandes pérdidas cuando dichas operaciones no salen bien.

Broker

Sin embargo, si sacaras pequeños beneficios cuando los vieras y dejaras que estos beneficios crecieran al reinvertirlos en tu estrategia de trading, verías llegar esos grandes beneficios mucho antes de lo que piensas. Puede que tus operaciones no devuelvan un 100% o un 500% de ROI como te gustaría ver, pero empezaran a pagar 100$, 1000$ y 5000$ cuando tu cuenta sea lo bastante grande.

¿Qué significa esto para ti y para tu trading? Debes estar satisfecho de los pequeños beneficios. Dejar que tu cuenta crezca y permanecer fiel a tus reglas de gestión de capital. También significa que puedes añadir una nueva regla a tu lista, una que diga que siempre saques los beneficios cuando ocurran ciertos eventos. Para mi, eso ocurre cuando el beneficio se acerca al 100%, o en cualquier momento en que miro una operación y digo “vaya, eso está bien”, porque cuando no lo hago, estas oportunidades tienden a desaparecer.

Mi consejo es que dejes de buscar los ‘home runs’, los goles desde medio campo y el dinero fácil, y te centres en obtener pequeñas cantidades de forma consistente. Vamos a echar un vistazo a los números, ¿te parece? Empezando con una cuenta de 1000$ y asumiendo una tolerancia de riesgo del 5% (ni alta ni baja) y operando sin apalancamiento (para mayor simplicidad), lo que suponen operaciones de 50$. Cuando la operación va bien, puedes obtener un 25%, un 50% o incluso un 100% tal y como esperabas. Si dejas que tu emoción tome el control y esperas a que esos beneficios alcancen el 200% puede que pierdas toda la operación, o que acabes teniendo menos beneficios de lo que pensabas en un principio.

Si por el contrario, vendes los beneficios cuando llegan al menos al 50%, obtendrás 25$. Sumar esos 25$ a lo largo de 10 operaciones, hará que tu cuenta crezca hasta 1250% (asumiendo que no pierdas nada, por supuesto) y tu 5% de riesgo por operación crece a 62,5$ por operación. En este nivel un beneficio del 50% crece hasta los 31,25$ lo que supone que 10 victorias son iguales a 312,50$. Cuando tu cuenta crezca hasta los 5000$ tus operaciones serán de 250$ y tu beneficio por operación será de 125$, cuando tu cuenta crezca hasta los 10.000$ tu beneficio por operación será de 250$. Te llevará algún tiempo alcanzarlo pero si te centras en beneficios más pequeños y dejas que se junten en tu cuenta, serás capaz de conseguir que tu cuenta crezca y ganarás grandes cantidades de dinero.

Pruébelo ahora