10 min read 

Es posible que haya oído hablar de que, en la mayoría de los casos, los inversores no invierten en los mercados que presentan poca actividad. Lo que los inversores suelen hacer es tratar de encontrar una tendencia y seguirla. Pero, ¿qué ocurre si el mercado no presenta una tendencia fuerte? ¿Es posible invertir en aquellos mercados que muestren poca actividad?

Cuando un mercado presenta poca actividad, los inversores neófitos o poco experimentados, encuentran bastante difícil poder trabajar en dichas condiciones. Existen momentos en los que no pasa absolutamente nada y lo único que se puede hacer es esperar. Cuando el mercado presenta poca actividad, los precios suelen cambiar neutralmente, incluso muchas veces de forma totalmente errática, igualmente, también suelen dejar de funcionar las señales técnicas que, normalmente, suelen proporcionar unos resultados mínimamente decentes.

Inversiones en mercados con poca actividad

La mala noticia es que, en general y con mayor frecuencia, los mercados suelen presentar poca actividad, en comparación con aquellas ocasiones en las que sí presentan una actividad mayor. No obstante, también hay una buena noticia, y es que existen técnicas que le permitirán invertir en aquellos mercados que presenten poca actividad, aunque solo deberá ponerlas en práctica si aprende a utilizarlas correctamente.

Cuando el mercado presenta poca actividad, los precios tienden a cambiar localizándose dentro de un cierto rango. En tal caso, deberemos dividir todos los rangos en corto y largo plazo. El tipo de rango que le interesa, dependerá en función del período de tiempo en el que quiera invertir. Los inversores a corto plazo, normalmente, suelen buscar un rango, también, a corto plazo (en el cual los precios pueden cambiar, desde arriba hacia abajo, en menos de 10 velas). Si es usted el tipo de inversor que se orienta hacia el largo plazo, es posible que esté buscando un rango que cuente con, al menos, 10 velas en su interior.

Precios que cambian dentro de un determinado rango, seguidos de la correspondiente ruptura

De los dos rangos, el rango que tenga el plazo más largo, será aquel en el que sea más fácil poder invertir, ya que entre los rebotes habrá tiempo suficiente para que los precios desarrollen una determinada tendencia, lo cual, como es evidente, permitirá que los indicadores técnicos puedan detectarla. En un gráfico de sesión diario, la duración de este tipo de rango puede variar desde un par de semanas hasta varios meses, dependiendo del activo en cuestión y de las condiciones concretas del mercado. La idea que subyace en esto, consiste en seguir la tendencia a medida que va cambiando, ya sea que cambie hacia arriba, hacia la parte superior del rango, o bien hacia abajo, a hacia la parte inferior del ya mencionado rango.

En vista de lo anterior, quizá quiera hacer lo siguiente, cuando detecte que se ha producido un cambio, dentro de uno de los rangos a más largo plazo: cambie a un período de tiempo más bajo e intente confirmar o rechazar lo que le dicta su intuición.

Eche un vistazo al ejemplo que se muestra a continuación. En este gráfico se puede ver el siguiente par de divisas: Dólar Estadounidense (USD)/Yen Japonés (JPY), en el cual se ha invertido durante casi dos meses, siguiendo un rango estrecho. A medida que nos acercamos al 19 de mayo, la acción del precio comienza otro nuevo intento de probar el nivel de resistencia.

¿Qué indicios adicionales podría proporcionarle el gráfico sobre un posible cambio radical que pueda suscitarse? Antes de desplazarse hacia abajo y encontrar la respuesta, dedique el tiempo necesario para observar con detenimiento la captura de pantalla, e intente conjeturar por sí mismo lo que está pasando. Recuerde que todavía no sabemos qué es lo que ocurrirá después.

Par de divisas constituido por el Dólar Estadounidense (USD)/Yen Japonés (JPY), en el cual se ha invertido siguiendo un rango estrecho

¿Significa esto el comienzo de una nueva tendencia, o quizás sea tan solo un simple cambio de los precios? Dentro de este rango concreto, esta es la tercera vez en la que el precio se acerca lo suficiente a los niveles de resistencia, y lo que significa esto es que existe una presión de compra real. Debe tener en cuenta también que, durante la última oscilación negativa, las sombras de las velas rojas, no han logrado cruzar la línea de soporte.

Ahora podrá cambiar a velas de 4 horas, y aplicar al gráfico la Convergencia-Divergencia de Medias Móviles (MACD) y el Oscilador Estocástico. Puede verse de forma clara que ambos indicadores proporcionan una señal de «cruce alcista», lo cual ocurre cuando el indicador supera la línea cero. A pesar de esto, es bastante posible que la acción del precio se revierta, y continúe cambiando dentro del rango. Una buena idea podría ser esperar a que, al menos, una de las velas, cierre por encima de la línea de resistencia. En dicho caso, el cambio radical quedaría totalmente confirmado. No obstante, si el precio rebota en la línea de resistencia, es probable que continúe bajando, al menos, durante algún tiempo.

Cuantas más señales de confirmación se acumulen entre sí, mayores serán las posibilidades de que se produzca un cambio radical.

Rangos a corto plazo

En los rangos a corto plazo es más difícil poder invertir, y esto ocurre precisamente porque se encontrará trabajando en un período de tiempo más corto, en el cual los cambios se suscitan rápidamente, por lo cual, los inversores deben actuar también con mayor rapidez. Las inversiones a corto plazo también implican un mayor grado de ruido en los precios, lo cual puede afectar negativamente a la precisión con la que se perciben las señales y confirmaciones que pueda recibir. No obstante, las reglas y las pautas lógicas que deberá seguir en general son las mismas. Cuando vaya a invertir en un determinado rango, algo que debería tener en cuenta podría ser vigilar estrechamente los niveles de soporte/resistencia, y una vez hecho esto, esperar las confirmaciones correspondientes.

Invierta ahora