6 min read 

Uno de los más sorprendentes — y exitosos — inversores de valores del mundo nunca es avaricioso en lo que respecta a compartir parte de su conocimiento y experiencia. Conocimiento sobre el dinero, inversión y la vida en general. Aquí tienes 3 reglas del Oráculo de Omaha con las que operar y por las que vivir. Warren Buffett es, definitivamente, un hombre al que escuchar cuando habla.

1. «Si el negocio va bien, las acciones al final le siguen«

En otras palabras, al comprar una acción, no compras un trozo de papel, estás comprando parte de una compañía de la vida real. Este último tiene un número distintivo de características, sus propias fortalezas y debilidades y lo lleva gente en particular. Céntrate en compañías que hagan su trabajo — y que lo hagan bien. Después de todo, los negocios solo valen tu dinero su puede generar ingresos decentes.

Benjamin Graham, autor de “El Inversor Inteligente” y el hombre que inspira a Warren Buffett, dice que el valor real de una compañía es más importante que su precio de mercado.

2. «Es mucho mejor comprar una compañía estupenda a un precio bueno que a una compañía buena a un precio estupendo«

Warren Buffett, al igual que los traders a los que admira, es un inversor de valor. Por tanto, disfruta comprando compañías con buen rendimiento a buen precio para ver cómo mejorar a lo largo del tiempo, y le proporcionan grandes resultados. A largo plazo, un compañía formidable puede crecer potencialmente a un ritmo más rápido que un negocio situacional, creado solo para suplir la demanda a corto plazo. Cuando se produjo la crisis financiera de 2008, Buffett estaba ahí para comprar compañías de alto rendimiento como Goldman Sachs y General Electric con el precio por los suelos y tenía mucha razón. Con un valor de 62$ mil millones hace diez años, puede presumir de una fortuna de casi 80$ mil millones en la actualidad.

Por supuesto, para poder diferenciar una buena compañía de una mediocre, necesitarás una lista de cierto criterio, que usarás más tarde tarde para evaluar el valor disponible. ¿Cual podría ser exactamente? Puedes usar ratios de precio por ganancia, precio por acción u otras métricas. Pero no olvides que ninguna fórmula es capaz de predecir el precio futuro de una acción con un 100% de precisión.

3. «Estar dispuesto a ser diferente«

No tienes por qué ser diferente pero si sientes que lo necesitas, no tengas miedo de ello. Después de todo, tu eres el que está usando sus fondos y el que se expone a los riesgos. Nadie más es responsable de tu éxito. Concéntrate en tus datos y análisis para que cuando el mercado vaya en tu contra, puedas explicar igualmente la decisión que has tomado.

Warren Buffett fue conocido hace tiempo como un bicho raro, cuando en 1956 reunió 100.000$ de un grupo de inversores pero se negó a trasladarse a Wall Street y mantuvo su elección de compañías en secreto. 14 años más tarde, su fondo valía 100$ millones.

IQ Option dispone de una amplia variedad de productos basados en valores. Analiza la compañía de la lista de instrumentos CFD disponibles yu pon en práctica el conocimiento recién adquirido.

*La información referente al rendimiento pasado no es un indicador fiable del rendimiento futuro.

Negocia ahora

NOTA:Este artículo no es un consejo de inversión. Cualquier referencia a movimientos de precio históricos o niveles es meramente informativo y está basado en análisis externos y no garantizamos que tales movimientos o niveles probablemente vuelvan a ocurrir en el futuro.De acuerdo a los requisitos de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), el trading con  opciones binarias y digitales solo está disponible para los clientes categorizados como profesionales.


ADVERTENCIA GENERAL DE RIESGO:


Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder su dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 76% de las cuentas de pequeños inversores pierde dinero al operar con CFDs con este proveedor. Debería considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.