6 min read 

El término divergencia se usa a menudo a la hora de hablar del análisis técnico y de los indicadores. La divergencia es una ocasión en la cual el precio de un activo se desplaza en una dirección, mientras que el indicador muestra una señal opuesta. La divergencia puede confundir al trader, sin embargo, los traders más experimentados saben que podría ser útil y a veces sirve como señal en sí misma. Vamos a echar un vistazo a este fenómeno, explora por qué ocurre y cómo puede ser potencialmente usada a favor del trader.

¿Cuándo ocurre?

Este término se usa cuando el precio se desplaza en la dirección opuesta al oscilador. Esto puede ocurrir con cualquier oscilador, sin importar el tipo que el trader pueda estar usando. Los osciladores más populares son el RSI, el MACD, y el Estocástico – y funcionan bien, pero ningún indicador puede garantizar señales 100% precisas y por eso es tan importante entender el concepto de divergencia.

Una divergencia tiene lugar cuando el activo y el indicador muestra un movimiento diferente. Puede ser una divergencia positiva o negativa.

La divergencia positiva ocurre cuando el precio del activo cae, mientras que el indicador muestra un valor positivo. Esto podría significar que existe la posibilidad de que el precio del activo se desplace hacia arriba. Una divergencia negativa es cuando el activo llega a un nuevo máximo, pero el indicador muestra un máximo más bajo. En tal caso, existe la posibilidad de que ocurra un movimiento del activo más bajo.

Ejemplo de una divergencia positiva en el gráfico EUR/USD

En el ejemplo anterior de divergencia positiva, se puede observar que el precio continúa cayendo y forma un mínimo más bajo, mientras que el RSI muestra lo contrario. Esto indica que la tendencia a la baja del EUR/USD está perdiendo su fuerza

Lo contrario de una divergencia se conoce como convergencia – cuando el indicador y el activo se desplazan en la misma dirección y el indicador confirma el movimiento del precio. Eso sería lo ideal, dado que el trader quiere la confirmación de la fuerza de la tendencia. Cuando tanto el precio del activo como el oscilador se desplazan lateralmente el uno respecto del otro, es señal de una continuación del mercado y de las condiciones normales del mismo.

¿Qué te cuenta la divergencia?

La divergencia puede indicar que el precio actual de la tendencia puede estar debilitándose y pronto conducir a una inversión. Esto indica la falta de impulso del activo. Una divergencia puede ser señal de una oportunidad potencial para una nueva operación o puede ser señal de la necesidad de establecer un nivel stop-loss para operar. En ciertos casos, cuando ocurre una divergencia positiva, puede ser señal de que la tendencia se está invirtiendo al alza y que el precio pronto subirá. Una divergencia negativa, por el contrario, puede significar que la tendencia al alza está perdiendo fuerza y que pronto el precio podría caer.

Sin embargo, es importante entender que no se puede confiar exclusivamente en la divergencia. A pesar de que puede indicar la posibilidad de una inversión de tendencia, no siempre proporciona señales a tiempo. La divergencia puede durar mucho tiempo y el precio no ir en la dirección indicada, lo que puede llevar a pérdidas sustanciales.

Una Divergencia no siempre significa que la tendencia vaya a invertirse, es un mero reflejo de la fuerza o debilidad de la tendencia así que los traders pueden tener que implementar todas las herramientas de gestión de riesgos necesarios y comprobar dos veces todas las señales que puedan recibir por parte de un oscilador. Otra cosa importante a tener en cuenta es que las divergencias no son muy comunes, y no ocurren en todas las inversiones de tendencia. Por eso mismo, dominar este tipo de señales puede llevar algún tiempo.

Opera ahora