6 min read 

La estrategia de la Martingala es una 100% accesible para cualquier trader. Se trata de uno de los enfoques comunes del trading y por eso precisamente es tan popular entre los traders. Lleva en circulación años y muchos traders la usan en combinación con otras estrategias. Echemos un vistazo más de cerca a los pros y las contras, y veremos cómo puede aplicarse en la práctica.

¿Cómo funciona?

Esta estrategia funciona con cualquier instrumento, pero se usa ampliamente en el trading de Forex: se basa en la teoría de la reversión media – las divisas tienden a ser comerciadas en rangos a lo largo del tiempo, por eso los mismos niveles pueden ser revisitados en múltiples ocasiones. A pesar de que, definitivamente ayuda entender el mercado, la estrategia de la Martingala no depende de ello.

El principio detrás de este enfoque es bastante simple: el trader dobla la cantidad de inversión cada vez que la operación anterior cierra en pérdidas, hasta que puntualmente la operación se cierra con beneficios. Esto permite generar beneficio y cubrir las pérdidas anteriores gracias a haber doblado la inversión.

Aquí tienes un sencillo ejemplo de cómo puede ser aplicado:

1) Pongamos que empiezo con un balance de 10$ y hago una inversión, y mi primera operación cierra con beneficios.
2) Abro una nueva operación con la misma inversión, pero esta vez cierra con pérdidas, por lo que pierdo 10$.
3) Según la estrategia de la Martingala, doblo mi próxima inversión y la hago de 20$.
4) Si mi próxima operación cierra de nuevo con pérdidas, doblo mi siguiente inversión y la hago de 40$. En caso de que la operación cierre con pérdidas una vez más, doblo mi siguiente inversión. Si esta operación se cierra con ganancias, el beneficio cubre todas mis pérdidas anteriores.

Un ejemplo de secuencia de operaciones usando la estrategia de la Martingala

Por supuesto, en el trading de Forex, pueden obtener algunos beneficios o sufrir pérdidas y no necesariamente supone una recompensa del 100%. En la práctica, puedes establecer un nivel de Take Profit o un nivel de Stop Loss para ajustar tu orden y cerrar a cierto nivel de beneficio y pérdidas y mantener el mismo movimiento para cada nueva operación.

Los pros y las contras

Como ya hemos mencionado, esta táctica está basada en multiplicar la inversión después de cada operación fallida, haciendo posible recuperar las pérdidas e incluso generar beneficio en las condiciones correctas de mercado. Sin embargo, este enfoque también podría llevar a grandes pérdidas en caso de que se produzcan muchas operaciones con pérdidas.

Esta estrategia requiere una práctica mínima y, al mismo tiempo, disponer de una cantidad de fondos ilimitada. A pesar de que la última operación exitosa cubrirá las pérdidas de las anteriores, en la vida real, no todo trader puede permitirse doblar el tamaño de la operación una y otra vez.

Por eso es importante decidirse por un plan de trading, que determinará la duración de la secuencia de las operaciones (la cantidad de operaciones seguidas) y el límite de balance de que dispongas para ello. Una vez finaliza la secuencia de operaciones, sin importar el resultado, es importante seguir adelante para recortar tus posibles pérdidas.

Conclusión

Como puedes ver, la estrategia de la Martingala establece las reglas a seguir y puede ser usada para cubrir las pérdidas anteriores y posiblemente generar beneficios. Pero, también puede incrementar el riesgo de unas pérdidas mucho mayores, que para algunos traders, pueden ser devastadoras.

Ir a la plataforma