Etiquetas:
2 min read 

Una agencia federal australiana está actualmente desarrollando una blockchain nacional que permitirá a las empresas realizar transacciones basadas en contratos legales inteligentes.

La Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) está trabajando con la firma de abogados Herbert Smith Freehills e IBM en un piloto para una nueva plataforma llamada Australian National Blockchain (ANB).

¿El objetivo? Permitir que las empresas automaticen transacciones basadas en términos legales predefinidos, diseñados para cumplir con las regulaciones australianas, codificados en contratos inteligentes sobre una red blockchain impulsada por IBM.

“Por ejemplo, los sensores del sitio de construcción podrían registrar la hora y la fecha de la entrega de una carga en la cadena de bloques y activar un contrato inteligente entre la empresa de construcción y el banco que notificará automáticamente al banco que se han cumplido los términos para pagarlo”, explicó la agencia en el anuncio.

Se espera que el piloto esté listo a fines de 2018 y se planea invitar a los reguladores, bancos, bufetes de abogados y otras empresas del país a que formen parte de él.

Pruébelo ahora