2 min read 

Las autoridades chinas están tratando de reestructurar la economía del país de un modelo que se basa en la mano de obra barata, la exportación de bienes, la inversiones y la producción masiva al modelo de nivel más alto, en que dominan los gastos de los consumidores y la alta tecnología.

Por desgracia no todo comenzó tan suave como nos gustaría – los representantes del Banco Popular de China decidieron bajar la tasa de cambio del yuan contra el dólar estadounidense y los participantes del mercado empezaron a vender inmediatamente las acciones de las empresas, lo que llevó a una caída del índice principal del mercado de valores en un 18% desde el comienzo del año (IQ Opción ofrece para sus clientes siguientes índices chinos: Índice de SSE, el Hang Seng). La consecuencia de estos eventos fue la fuga de capitales del país a otros mercados – sobre todo los del Japón y de la zona Euro ( esta semana las monedas de estas economías se han fortalecido significativamente).

image01

Desde principios de 2016 el yen japonés se fortaleció frente al dólar por 2,64% (más de 300 puntos).

Después de ese fuerte caída en el indicador «RSI» (Relative Strength Index) alcanzó el nivel más bajo desde el agosto de 2015, después de lo cual en el gráfico de precios se produjo una ligera corrección. Sin embargo ahora es posible más movimiento a la baja.

El nivel de apoyo importante en este momento = 116,50.
 


Сomenzar a operar