3 min read 

La semana pasada pasó uno de los acontecimientos más significativos de 2015 – la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, durante que se decidió aumentar la tasa de interés clave a los 25 puntos hasta el 0,25%-0,50% por primera vez desde 2006. Fue un evento muy importante para el sistema financiero mundial, por tener los Estados Unidos una economía más grande del mundo.

Otras decisiones sobre la política monetaria los EE.UU. dependerán en gran medida de muchos factores – tanto de los factores geopolíticos (tales como el crecimiento o la desaceleración de la economía mundial, los precios de las materias primas), como los factores internos (tales como el consumo interno y la inversión en la economía real).

Los funcionarios de la Fed prevén que en 2016 se incrementará la tasa cuatro veces, sin embargo, los expertos creen que el mercado tiene en cuenta sólo el aumento doble de la tarifa.

Si hablamos de la economía de la zona euro, no es posible la cuestión de subir las tasas. La tarea fundamental del Banco Central Europeo en esta etapa – es encontrar un equilibrio entre la intervención y la creciente demanda interna para acelerar la inflación. Recientemente el BCE decidió bajar la tasa de interés de los depósitos de -0.20% a -0.30% y dejó la posibilidad de ampliar el programa de recompra de los activos por unos 20 mil millones de euros adicionales al mes. Sin embargo los representantes del Banco Central Europeo no pudieron lograr su objetivo – la moneda europea cayó sólo un poco lo que es ideal para los Estados Unidos.

El gráfico de 4 horas EURUSD
El gráfico de 4 horas EURUSD

Hasta los finales de 2015 ya no se esperan ningunos eventos económicos significativos o noticias fundamentales que podrían afectar fuerte el mercado.

Se espera que la volatilidad en los mercados va a caer y el valor de los indicadores de análisis técnico estará en la zona neutral.


Сomenzar a operar