4 min read 

Todos conocemos esa sensación cuando la tendencia va en tu contra y tienes que ver tus posiciones deteriorarse lentamente. Sin duda, es algo que nadie quiere experimentar. Aún así, todo el que se dedique al trading se enfrentará a este problema tarde o temprano. Es completamente normal perder algunas de tus operaciones, e incluso los traders con más experiencia y éxito son incapaces de ganar el 100% de sus operaciones. Sin embargo, es importante abordar el problema de forma correcta para gestionar tus riesgos y pérdidas. Aquí tienes tres maneras diferentes de afrontar este problema.

1. Relájate

Puede parecer obvio, pero es lo primero que debes hacer cuando la tendencia va en tu contra. No importa cuántas veces escuches eso de ‘librate de las emociones’, no te beneficiarás de esta técnica hasta que hagas exactamente eso. Aumentas tus opciones de ganar si sigues tu estrategia y te mantienes tranquilo.

Cuando veas una inversión de tendencia, evita tomar decisiones llevado por las emociones. En cambio, lo que tienes que hacer es mantenerte centrado y continuar operando según tu sistema de trading.

Dato curioso: algunos traders acuden a la meditación para librarse de la ansiedad y despejar su mente.

No estamos diciendo que debas hacerlo, tampoco te garantizamos que ayude. Pero es bueno tener una forma de dejar los patrones psicológicos viciados y tener tus emociones bajo control

2. Usa el stop loss

Puede que hayas oído que mover el límite del stop-loss una vez que la opción haya sido abierta es un mal hábito de trading. Y normalmente es así, dado que está asociado al trading emocional. Sin embargo, puedes introducir una regla a tu estrategia de trading que diga “Si el precio del activo cruza por encima/debajo de un gran área de resistencia/soporte, ajustaré el stop loss”. De esta forma puedes gestionar tu riesgo con la ayuda de la funcionalidad de stop-loss/take-profit extendida, que está disponible para los clientes de IQ Option, y al mismo tiempo evitar las desventajas de la gestión aleatoria de operaciones. De forma alternativa, también puedes usar el stop loss con arrastre. Esta función ajustará automáticamente los niveles de stop-loss/take profit según el rendimiento del activo.

3. Cierra la operación

Siempre hay la posibilidad de cerrar la operación. No tengas miedo a cerrar la operación cuando tu sistema de trading te lo diga. Desafortunadamente, no hay nada que puedas hacer para controlar el mercado (a no ser que seas George Soros) y algunas operaciones las perderás. Siempre que no empieces a perder más de lo que ganas, vas bien. Esta opción es especialmente valiosa cuando no sabes cómo superar la ansiedad.

Opera ahora